Menú

Nos enorgullece mucho contar con una amplia gama de clientes los cuales han decidido confiar en nuestra marca.

Buscar
Generic filters

Crea un ambiente laboral más productivo

Últimas Noticias

Hay una gran variedad de factores que pueden influir en la productividad, pero nada tiene mayor impacto que el entorno laboral. Después de todo puede afectar las decisiones que se toman, el humor e incluso la salud física.

El ambiente laboral en el que trabajas todos los días es fundamentalmente importante. En los negocios, optimizamos todo, piensa en la optimización móvil y considéralo esencial para asegurarte de que tu ambiente laboral y las condiciones que tienes están optimizadas para mejorar tu productividad. Esta preparación no tiene que ser un trabajo abrumador, pero sí requerirá que hagas ciertas cosas para adoptar las siguientes diez sugerencias.

1. Crea una cultura de productividad

Tu entorno laboral no solo incluye la ubicación física y las condiciones, también tiene que ver con los procesos y procedimientos. La cultura de tu negocio tiene que incluirlos. ¿Cómo se siente trabajar en tu oficina?

Con eso en mente, lo primero es empezar por crear una cultura laboral que adopte el principio de la productividad. Aquí algunas sugerencias de DeskTime que puedes implementar:

Determina tus objetivos para entender el propósito de todo lo que hagas. Comunica estos objetivos a tu equipo y socios en un lenguaje preciso.

Y hablando de objetivos, establece objetivos individuales para cada miembro de tu equipo. Los objetivos y tareas bien definidas le permiten saber a todos cómo contribuyen al panorama general y la forma en la que va creciendo la empresa.

·         Fomenta la colaboración entre tu equipo. Puedes promover una mayor cooperación con sesiones de lluvia de ideas y teniendo documentos colaborativos compartidos.

·         Apoya a tu equipo permitiéndoles tomar descansos para refrescarse.

·         Considera cambiar el ambiente o las rutinas.

·         Provee herramientas, recursos y educación para que todos puedan hacer su trabajo.

2. Haz de la administración una prioridad

La administración de tu calendario puede no ser lo primero en tu lista, pero es la única forma que tienes de hacer que tu equipo trabaje a su mejor capacidad. Además de evitar que la gente desperdicie su tiempo.

Afortunadamente, crear un buen calendario de tareas no es tan estresante si sigues estos pasos:

·         Muchas oficinas asignan a una sola persona a cargo de los calendarios compartidos para evitar conflictos.

·         Reduce la cantidad de tareas de los miembros de tu equipo para que sean manejables y realistas.

·         Utiliza códigos de colores en el calendario para ayudarles a diferenciar los diferentes eventos y tareas.

·         Bloquea tiempo para que cada persona en la oficina pueda trabajar sin interrupciones.

·         Establece periodos de tiempo de descanso entre reuniones.

·         Organiza reuniones más productivas asegurándote de que cada junta es realmente necesaria, y hazlas cortas y concisas.

·         No agregues eventos de último minuto al calendario grupal.

·         Revisa tu calendario constantemente y haz los ajustes necesarios.

·         Usa herramientas como Google Calendar, Microsoft Calendar, Apple Calendar, Calendly, ScheduleOnce o Calendar para fomentar la colaboración, pero tampoco te excedas. Limita el número de herramientas para evitar confusiones entre el equipo.

3. Mantén el espacio limpio y organizado

No pasa nada si hay un poco de desorden, incluso puede fomentar la creatividad. Sin embargo, esto no debería excederse. Mantén el espacio limpio y organizado. Esto no solo te ahorrará tiempo a la hora de encontrar cosas, sino que evitará que tu mente se convierta en un caos. Una oficina ordenada también es mejor para tu salud.

4. Enfócate en la salud

Cuando te cuidas haciendo ejercicio, comiendo bien y durmiendo lo suficiente, tienes la energía y la concentración necesaria para trabajar. Ayuda a tus empleados a hacer lo mismo teniendo un programa de bienestar, o poniendo snacks saludables en la oficina, y no enviándoles correos 24/7.

Incluso puedes poner equipo de ejercicio en áreas de descanso, tal vez una caminadora. Y súbete de vez en cuando para motivar a tus empleados. Pon el ejemplo para que ellos te sigan.

5. Abraza el poder de la positividad

Un ambiente laboral feliz y positivo equivale a uno productivo. Como casi todos los puntos de esa lista, lograr que tus empleados sean felices es fácil si:

·         Les das retroalimentación positiva

·         Te muestras agradecido por el trabajo que todos hacen

·         Celebras pequeñas victorias y eventos como cumpleaños

·         Se divierten en la oficina

·         Le sonríes a la gente y la saludas por la mañana

·         Practicas la inclusión

·         Haces actos de amabilidad y generosidad aleatorios como llegar con donas o pizzas un día

·         Mejoras tu inteligencia emocional para responderles asertivamente